martes, 1 de julio de 2008

Pero al final, qué soy? tu muñeco?

Al final, no pude resistir a las cualidades de persuasión de MariaC y le escribí algo para el TELITA2. ( se puede leer directamente en ese blot, junto con otras obras de arte, fijarse en los blogs mononos, Maria de cerca)
Y ella me dijo que también lo ponga acá. Y yo hago todo lo que ella me dice.
Y además, porque estoy bastante orgullosa de la producción, ya que hacía mucho que no escribía ( no te miento si te digo que desde la adolescencia...digamos unos 4 o 5 años ;) )
Así que aquí va.

El trabajador

Llega todos los días de sus ocupaciones diarias con más energía de la esperada. Se nota que la cabeceadita en el transporte le recarga fuerzas, aunque parezca imposible.
Cuando llega, deja todos sus bártulos, va al baño y da una vuelta por la casa, quizás para verificar que no haya habido cambios durante su ausencia. Son cosas del ritual.
Antes de encender la tele y dedicarse al relax del final del día, toma algo y desparrama sus papeles de trabajo sobre la mesa. Casi a diario se trae trabajo a casa…salvo los miércoles. Eso también es parte del ritual.
Las hojas desparramadas parecen en desorden, pero no lo están. Porque él, ante todo, es metódico:
Primero mirar en la agenda. Después abrir en la página que quedó pendiente, escoger el lápiz más adecuado. Comenzar.
Con una mano sosteniendo la cabeza, se concentra en la letra. El ceño fruncido, la mirada fija en la escritura. Los ojos pasan sobre las letras. El cerebro trabaja al máximo de su potencia, para descifrar el código. Los labios forman cuidadosamente palabras que no tienen significado alguno.
Un suspiro, y tomar un lápiz de color.
Intentar nuevamente la lectura. La mano baja ahora, para sostener el papel bien estirado.
El lápiz se levanta, atento. En cualquier momento este galimatías cobrará significado. Lo presiente.
Ahí está: p…pa…pa - to. ¡PATO!

Su rostro se ilumina. Sonríe con la boca y con los ojos, satisfecho. Menea la cabeza, sin creer del todo que le haya llevado tanto tiempo…si era fácil! Pato. Lo logró. Pato.

Entonces, con el lápiz encircula la palabra que empieza por P, como indica la consigna de la tarea que mandó la señorita de primer grado.


MariaC: me convenciste de lo del blog junto con tus acólitas, me convenciste de hacerte una colaboración para el taller literario...
tengo miedo de lo próximo!!! Tene cuidado, por favor, tus deseos son órdenes para mi.

7 comentarios:

Maria "C" dijo...

Ehhh, me siento Tu Sam diciéndote qué hacer, che..
En fin, voy a pensar qué más puedo pedir. Ya veo que me cumplís todos los deseos, sos como un hada madrina!

Bromas aparte, me encanta que te dejes convencer en llevar adelante este tipo de iniciativas. El resultado está a la vista.

Maria "C" dijo...

Ehhh, me siento Tu Sam diciéndote qué hacer, che..
En fin, voy a pensar qué más puedo pedir. Ya veo que me cumplís todos los deseos, sos como un hada madrina!

Bromas aparte, me encanta que te dejes convencer en llevar adelante este tipo de iniciativas. El resultado está a la vista.

zippo dijo...

Vio, Mona, cómo hace esta chica de la persuasión un arte para llevarte de la nariz a hacer cosas útiles para tu propia alma.
Te hizo tomar un lápiz y escribir, algo que no hacías desde tu adolescencia(ayer nomás)
Pero mirá lo que sacó de tu adentro.

Anónimo dijo...

jajaja =)
estuvo muy bueno
me reimucho
=)

bsoo,

rubiaa dijo...

Ojo! que no te convenza de tener otro monito...jeje!

beso mona!

Mona Loca dijo...

MariaC: Gracias...pero cuidado!
Mirá que vas a crear un monstruo!

Zippo: Es así,nomas, como usté dice.

Anónimo ( pero yo sé quién es...quién escribe así): gracias, hijita! besis para vos también

Tiburina dijo...

Re-dulce, me enterneció. Bss. ;-)