domingo, 14 de febrero de 2010

Enamoramiento

Tía Elsa me hizo reflexionar ( Un domingo! Qué desconsideración)

La corriente recalcitrantemente biologicista insiste ( y daaaaaaale Juan con el canasto...) en explicarnos el enamoramiento ( y la depresión, y la psicosis, y la obesidad y la habilidad para las matemáticas) en términos de neurotransmisores, hormonas y otros liquiditos cerebrales que aumentan o disminuyen en cantidad.

'Ta bien. Seguramente es cierto que hay más nombres raros terminados en "ina" en el cerebro cuando estamos enamorados ( o psicóticos, que viene a ser mas o menos lo mismo, si uno lo piensa). Pero igual sigue sin explicar por qué nos enamoramos.


¿ Por qué éste gordo con rastas hace que me aumente la adrenalina, la presión sanguínea, se me dilaten las pupilas y otras reacciones físicas, y este otro, que es el calco de Brad Pitt, me deje fría aunque pueda notar que es corporal y facialmente armonioso?




Éste me encanta MAL

Siendo una jovenzuela conocí a un caballero bastante potable físicamente. Era músico -de conservatorio, ojo, ojito- pero además tenía un lucrativo trabajo en el área de sistemas. Además era tierno, dulce, caballero, respetuoso, limpito...educado, atento, sensible, comprensivo...

Con esas credenciales, acepté salir con él. Duró lo que un suspiro. Pobre, era el "hombre perfecto" pero no lograba producir ningún movimiento hormonal. Juro que me esforcé.

Una locura, claro. ¿Cómo, "me esforcé"?
Pero lo intenté, porque valoraba un montón de cualidades que reunía ese chico. ¿Por qué no me gustaba? O sea, sí, me gustaba, pero con la cabeza. Y el enamoramiento, lamentablemente, exige que te guste con las vísceras.

Entonces qué es lo que nos enamora de uno y no de otro? ¿ O de alguien de nuestro mismo sexo? eh? Eh? EHHHHH?


"a verrr...esperate que reviso mis notas"



Nuestro buen amigo Segismundo opina que "la condición erótica" viene marcada desde nuestra más tierna infancia. Él dice que uno se enamora en base a dos modelos: a sí mismo, o a sus padres ( por elegir igual...o exactamente al contrario)
Esta condición erótica no es fácilmente reconocible, ( en uno de sus textos, habla de "un brillo en la nariz" como para que vea lo difuso que puede ser el asunto) y ciertamente, ni falta que hace.

Si uno busca en su pasado, encuentra que hay características físicas que se repiten a lo largo de todas las personas que nos han gustado, e incluso características de personalidad en común en aquellas que nos han enamorado. ( A mí, por ejemplo, a nivel físico no me llamaron nunca la atención los rubios, ni los ojos claros. La altura es irrelevante, pero el peso, no. Jamás me atrajo un gordo. Y hay cierto corte de rostro que es una constante. De los items de personalidad la seguridad en sí mismo me flashea, entre otras que no voy a enumerar, que tampoco estoy haciendo un cásting, joer)

La conclusión es que nadie sabe (por más que los psiquiatras insistan en pensar que sí) qué es lo que nos enamora. Y qué es lo que nos desenamora. Porque la contraparte, igualmente inentendible, es que aquél ( o aquella) que te provocaba mariposas en la panza, no te dejaba comer, ni dormir, te cortaba el aliento y ocupaba tus pensamientos durante 7 x 24, un buen día ( ¿de repente? ¿o de a poco?) te produce la misma emoción que un papel de Havanet vacío.
Y entonces, el que era protector ahora es un controlador, y el que era tierno, es un imbécil, y el que te estaba encima todo el día ahora es un baboso...y así ( ojo! para el varón también es válido, sólo que no se me ocurre qué dirán).
Al parecer, lo mismo que nos encandila, es lo que nos termina cansando.

Es retorcido el ser humano, lo tiró.


Bitácora hamstérica: los fetitos siguen todos vivos y creciendo. Se trasladan por toda la jaula y la madre los tiene que ir a buscar, los agarra con la boca y ellos emiten un chillido como esos juguetes de chifle que usan los bebés. Al parecer ya hay 3 que tienen dueño cuando crezcan. Sigo sin saber cuántos hay en total. Es que están todos enmarañados.

39 comentarios:

Irene dijo...

uh vos tb pusiste la foto de uno que te pone a mil??? yo tb juassssss!!


besos nena!!

El Mostro dijo...

¿Quién la pone a mil? ¿Freud? Pues sepa que cuando no me rasuro por unos días, estoy igualito. No digo tantas giladas, eso si.

Una vez me enamoré a primera vista. Y ella de mí, y como en esos films de Doris Days, corrimos uno a los brazos del otro... Nuestros ojos brillaban, sonaba música y nuestras sonrisas producian dolores en el maxilar.
Duramos lo que un pedo en una jaula.

Besos.

Carugo dijo...

Pero che, este post es una delicia!
Me encantó.
Le que dice y por sobre todo, como lo dice, me parece espectacular.
Muy bien diez felicitado!
Ahora, escúcheme una cosa, si me iba a decir que aunque yo fuese el único especimen masculino sobre la tierra usted no me tocaría ni con un puntero laser, no tenía que dar tantas vueltas.
Porque soy tonto pero de algunas cosas me doy cuenta, eh?
Que los músicos esto, que los gordos, aquello y bla, bla, bla....
Diga que uno está acostumbrado a que lo rechacen que sino le enviaría la cuenta del psicólogo para que la garpe...

El Drac dijo...

Bueno yo no sé por qué pero a mí me gustan todas bueno tampoco una súpergorda, no tengo excepción salvo una y es su olor, hay personas (no sé si lo habrás notado) que tienen un olor a grasa humana, sí aunque parezca paradójico, es un olor demasiado penetrante, porque todos olemos claro que sí pero algunos tenemos un olor más suave, a mí me han dicho por ejemplo que tengo un olor muy agradable (modestia aparte) yo pienso que ha de ser porque me baño diario y a veces 2 y 3 veces cuando hace demasiado calor. Es lo único que me hace rechazar a una mujer, que tampoco soy un mujeriego ¡vaya!

Magah dijo...

Monaaaaaa!
Que post para domingo! Me hago habitualmente esa pregunta y siendo una mujer "analisada" lo que a veces me hace repreguntarme si me hace bien o mal, suelo caer en elecciones tan infructuosas que en definitiva me hacen pensar que si busco por donde no hay lo que quiero, es por que debo no andar queriendo.

Jaja que se yo, da para charla larga.

Interesante seguir la bitácora hamsteriana.

Abrazo!

Stella dijo...

Es cierto! Muuuy cierto, Mona!
Yo tampoco se que es lo que nos enamora.
En algún punto hay algo, llámese quimica, piel o lo que sea, que nos hace click y sonamos!
Yo lo unico que se, y se lo digo a mis hijos siempre, es que uno no va por la vida enamorandose a cada rato. A menos que sea adolescente, claro.
Pero en la adultez es mas difícil. Porque uno está mas hecho, tiene mas mañas y el otro también.
Sin embargo, hace unos años tuve la oportunidad de viajar a Croacia. Y descubrí algo que me sorprendió.
En Croacia una se puede enamorar cinco veces en 100 metros que camine!
ajajaja

Besooos Mona, y me alegro que los inquilinos vayan creciendo sanitos!

miralunas dijo...

aja! y para vengarse de su Tia Elsa, usté pone a pensar a toda la blogófera.
mire, Mona. Por esto de que el asunto es visceral, yo no reflexiono. voy y me enamoro y quedo bien con Sigis y con Vinicius, el verdadero maestro que sentenció: el amor es eterno mientras dura.
y la verdá, no me va tan mal.

salú a la barra y que viva el Rey Momo que es mas divertido que el tal valentin!

Briks dijo...

tendre que darle la razon?

la negra es lo más parecido a mi que me he cruzado en la vida (claro, en su version femenina, se entiende)

sin embargo no es eso lo que más me gusta de ella.
lo que me tiene de las narices es su forma de quererme

Yoni Bigud dijo...

Me agarró desprevenido con el asunto de los fetitos, y ahora caigo en la cuenta de que se me escapó su último post. Sepa disculpar. Me pongo al día, pero no quiero ninguno.

En cuanto a su post de hoy, tengo algunas acotaciones:

La conclusión es, paradójicamente, que estamos en bolas (sepa disculpar otra vez). No sabemos qué nos enamora, y no sabemos qué nos desenamora. Uno tiene -es cierto- algunos parámetros a priori, que son una guía, pero que pueden ser destrozados de un minuto al otro por un alfeñique de cuarenta y tres kilos, o una gordita corta de vista.

En lo personal creo que las personas que nos gustan tienen algo que nos moviliza, y que por lo general podemos explicar o identificar. Pero claro... no siempre es así. A veces solo vamos en busca de algo que no vimos, pero intuimos.

Creo, también, que el desenamoramiento tiene motivaciones muy diferentes, mucho más vinculadas a la coyuntura, y al estado de ánimo personal.

Y ahora me perdí un poco en mis razonamientos, pero la base está.

Un saludo.

La candorosa dijo...

Por eso digo que esos que machacan con "¿cómo sería tu amor ideal?", son los que aún no se han enterado que es una pregunta sin respuesta!!!

Por suerte soy una mujer sencilla: morochos, ojos negros o claros, con sentido del humor, inteligencia, hombre práctico y si es músico ¡¡mucho mejor!!
Vamos, que no es tan complicado que exista alguien así!!!

Saludazos y candores!!

Winter dijo...

Mona, su post de hoy me provoca invitarla a una conversación con hora de inicio solamente. Hace unos días tuve un feroz entrevero con uno que sabe de este asunto de los neurotransmisores. La conclusión es que son todas explicaciones que no responden a los por qués.
Puedo decirle por mi experiencia personal que me enamoran pocas cosas de un hombre pero las suficientes. Aunque nunca de primera intención. Y lo que me desenamora si no pasa nada grave es el tiempo. Ese tirano que todo lo consume.
Este es un gran post, estimada!

Sigo con atención la evolución de las larvas con bigotes.

Fla-q dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fla-q dijo...

Independientemente de las eclosiones hormonales, las feromonas, los neurotransmisores y la psquis, a mí lo que me asombra poderosamente es la reciprocidad.
Porque, que le pase a uno eso de enamorarse perdidamente, vaya y pase.
Pero los dos al mismo tiempo y entre sí, eso sí que es too much.

Entre 6 mil millones de humanos, que nos haga dar vuelta los ojitos para atrás justamente el individuo que tenemos enfrente es demasiada casualidad.

Diga que soy una de las participantes en carrera, sino afirmaría que el amor es verso.

Por eso y más que nunca, se confirma la teoría del origen mágico y místico del amor.
No hay otra explicación que la ausencia de una explicación.

Abrazo, Mona, feliz día y saludos a la prole roedora.

Mona Loca dijo...

Irene: Qué buenmozo me parece Cesar Vianco. Y es Made in Argentina!


Mostro: no, no me enamoran los Muuuuuy intelectuales. Wilde decía que cuando uno se pone a pensar mucho termina convertido en pura nariz, o pura frente o alguna otra cosa igual de horrible.
Y lo físico es importante para mí.
( sí, sí, el interior es lo más, pero que venga en buen envase)


Carugo: no, pero che, espere. Si es el último hombre sobre la tierra...habría que ver. Ser músico está entre los "pro". Ahora...¿ Cuán "gordo" estamos hablando? Porque mire que eso sí es un bajalibido instantáneo y que no se revierte por más que sea el último hombre sobre la tierra. Y Mozart.


El Drac: ah, el olor. Un tema que puede llevar un post enterito. El olor es súper importante y es un ítem en que me fijo. Una comida es difícil que me parezca afrodisíaca, pero un perfume...mmmmhhh...


Magah: "si busco por donde no hay lo que quiero, es por que debo no andar queriendo"
Y...sí. Pa' qué le digo que no si sí.
( el análisis, qué gran cosa. Yo tengo unos cuantos años de diván, también, así que la entiendo)


Stella, no sé. Creo que el tema del enamoramiento es tan desconocido que no hay edad. Porque cuando te agarra...te agarra, el maldito angelito culón.
Y entonces, ni la más sesuda de las reflexiones logran que razones.

Sí concuerdo en que uno trata de oponer más resistencia...eso sí.


Miralunas: "el amor es eterno mientras dura". Comparto plenamente. Por eso creo que en la medida de lo posible hay que vivirlo a full.
Luego, ¿ quién te quita lo bailado?


Briks: a mí no. Al benemérito Sigmund. Yo, en cambio, creo que elijo sobre el modelo parental. Porque el Mono es lo opuesto a mí en casi todas los aspectos.


Yoni: hubiera pagado por ver su expresión al leer "Los fetitos siguen todos vivos" jajajajaaaaaa!!!
Y sí, es cierto. Estamos en bolas porque "la condición erótica" es inconsciente, entonces uno "cree" que le gustan así o asá, y viene uno con tooooodo lo contrario y te deja turulata.
Porque la condición erótica no era la morochez, o que fuera arquitecto, pongalé. Sino...cierta mirada, o un mohín con los labios, o vaya uno a saber.
No sé si alguna vez se puede averiguar.
Lo bueno es que el enamoramiento es fácilmente reconocible.
El desamor, a veces no tanto. Porque duele más.



Candorosa: sabe que de jovenzuela, luego de una ruptura amorosa que me dejó bastante escoñada hice una lista de lo que tendría que tener el hombre ideal.
Me dí cuenta ahí mismito que tenía que eliminar un 80% de las características pretendidas. O al menos, hacer un ranking de importancia.
Y después fui y me enamoré de uno que no tenía ninguna de esas características.

( bueno, no, miento...algunas tenía, jaja)


Winter: a los de esas profesiones les encantaría reducir todo a una serie de cuestiones químicas y nada más. Y en ese transcurso, pierden una gran dimensión del ser humano que, les guste o no, existe.

El tema del desenamoramiento y el tiempo me viene dando vueltas en la cabeza hace un tiempo, en base a ciertas conversaciones que he tenido. En cuanto logre armar una idea, le cuento.
Traiga el café, nomás.
Los fetitos no tienen ojos, ni orejas, pero sí unos minibigotes...qué curioso, no me había fijado!


Fla-q: Eso que usted dice es sumamente sorprendente, es muy cierto. A mí me gusta que me cuenten cómo se conocieron, por ejemplo. Es la pregunta por el origen, vio.
Si yo no hubiera trabajado en tal lugar, ¿hubiera conocido al Mono, igualmente, porque era él, entre todos los seres de este planeta el que me correspondía? ¿ O acaso hoy en día estaría casada con otro? ¿O soltera?

Sí, es muy interesante. Y como usted dice...en definitiva es así, porque es así. Y no hay mucha más vuelta que darle.
Y al demonio con los neurotransmisores!



Besos a tutti quanti!

El Mostro dijo...

¿Wilde? ¿Don Bosco? ¿Bernal?

LadyMarian dijo...

Yo creo que en definitiva no sabemos qué nos enamora y quizás si lo descubrimos es que perdió su magia, se desinfló y estamos hablando entonces de lo que nos enamoró en tiempo pasado.
Creo que una pareja necesita de eso irracional, visceral e incomprensible porque, en definitiva, pretender enganchar con otra persona, convivir, compartir los días es una locura y bueno... sólo con locura se puede llevar adelante.

Mi madre dice que un tipo "lindo" es muy agradable a la vista pero que después de un tiempo es como una figurita que vimos mucho y no nos impacta. Creo que algo de razón tiene (en esto, porque dice cosas con las que no estoy naada de acuerdo!). Yo no creo en que atraigan los lindos ojos sino la manera de mirar, o el buen físico sino la manera de moverse (en la situación que sea ;P ), la forma de hablar, etc. O sea, es algo que está más allá del aspecto.

En mi caso si no es inteligente se me va la atracción! Oír a un tipo decir boludeces es lo más deserotizante que hay! ;) Produce esa sensación desagradable parecida al chillido de la tiza en el pizarrón o una avalancha de faltas de ortografía. En esos casos no me puedo reponer!
Muy buen post!!
Me alegro de que los hamsters estén bien!
Besos

Gamar dijo...

Y si, aunque no quiero revelar muchos datos porque da para un post en mi telarañezco blog, en mi primera juventud encontré lo que estaba buscando todo en una. Rubia, ojos celestes mi estatura, culta y lo más importante, estaba bastante muerta conmigo, pero... no me movía ni un pelo. Vah, algunos si, pero no viene al tema.
Lo que dicen la química nunca funcionó.
Y en cuanto a lo estético yo soy bastante cerrado con los gustos, aunque con la edad estoy seguro que me va a venir bien cualquier cosa.
Y sepa que soy un bicho enamoradizo incurable pero nunca le busqué explicación.
Besos y felicitaciones por el excelente post.

El Profe dijo...

cuando me sienta listo... comento sobre el tema... pero me ha dado mucho en que pensar :)

Mona Loca dijo...

Mostro: Los tres, qué jorobar. No priegunto cuántos son, sino que vayan pasando!
(no,si cuando me quiero hacer la macha me sale de miedo!)


Lady Marian:
"pretender enganchar con otra persona, convivir, compartir los días es una locura y bueno... sólo con locura se puede llevar adelante"...Ciertísimo!! jajajaa
Es cierto lo que dice su madre, pero en mi caso, a mí me entran por los ojos. Uno que no me parece atractivo ( y puede no ser lindo, siguiendo los cánones sociales) podrá ser maravilloso, pero no.
Un amigo.
Y a la inversa solo tampoco funciona, eh!

No, si con tantas pretensiones, no sé como me vino bien alguno!
=P


Gamar: Bueno, espero ese post. Lo comprometo al mismo!
Yo no he variado mucho en gustos en cuanto a lo físico. En lo interior, sí.
Usted se ve que es más visceral. Yo en cambio no soy muy enamoradiza, debe ser por tanto pensar en cosas como ésta...
¡ Maldición!



Profe: Bueno, cuando lo considere, vuelve y me da su punto de vista.
Pero no piense mucho, es una mala costumbre, créame.


besos a tutti quanti!

Fla-q dijo...

Mona, no le puedo contestar lo del trabajo, porque me casé con un compañero...=P

Yo me pregunto: Y si hubiera sido una concheta recalcada, forrada en billetes, todo el día del shopping al spa, hubiera conocido a este humilde anque apetitoso proletario?

XD

tia elsa dijo...

y viste Mona, esto actuó como un disparador y está muy bien lo que vos planteas.Fijate que en el post digo que "además de las estructuras mentales que hace que nos enamoremos, existe en el amor un componente químico.O sea que nuestra mente reacciona ante la presencia de otra persona, a partir de una serie de vivencias de nuestra historia personal, edad, gustos, formas de vida, valores aprendido y otras estructuras psicológicas que nos permiten cómo, por qué y de quién nos enamoramos. O sea primero se da lo de la estructura mental que lleva a esa serie de procesos químicos. Ahora porque se termina el amor? porque se lo idealiza, cuando pasa la pasión y hacemos cable a tierra lo vemos como es y en la mayoria de los casos ya apareció un tercero en discordia. En realidad somos animales y está la necesidad de mantener la especie, por eso dicen que el amor/pasión dura a lo suma 3 años. Pero como además somos animales racionales logramos trocar ese desenamoramiento en afecto, compañerismo, admiración, respeto, digamos en otra clase de amor no tan sanguineo.
La verdad ni yo me puedo convencer jajaja! pero me encantan estos debates. Besos tía Elsa.

Mona Loca dijo...

Fla-q: yo también me casé con un compañero de trabajo...y si hubiera sido una concheta recalcada me gustaría pensar que igual le hubiera dado bola a su proletario.
¿¿ Usted no veía el groncho y la dama, con Hugo Arana y Dorys del Valle????



Tia Elsa: qué triste loq ue me dice de la fecha de vencimiento!! Prefiero pensar que puede ser diferente.
y sí, es que usted ha planteado un tema muy interesante!


Besos a ambas!

Fabiana dijo...

Menos mal que el domingo el Gordo estaba en la compu!!!

Mire Monita, no hay cosa que me ponga piorrr que todo termine en una conjunción de químicos que ni sé si existen..

Yo creo que es diferente para cada uno, por que eso de buscar un modelo, así sea de manera inconciente, no es tan así..
El finado era un tipo prepotente, malhumorado, de risa difícil y con poco respeto por los sentimientos de los demás..
El Gordo es un pibe que se levanta de buen humor toooodos los días de su vida, respeta a rajatabla a todo el mundo, de prepotente no tiene nadita..
O sea: Ná que ver con el finado, y sin embargo.. Acá stoyyyyy! ;)

Yo creo que nuestros "gustos" van cambiando con el tiempo(maso como dijo Stela), por que a medida que no va viviendo, va anotando que es lo que no quiere y lo que sí, y de esa manera los estereotipos o los modelos dejan de ser importantes.

O mejor aún, somos humanos y mas allá de los neurotransmisores y otras yerbas, somos imprevisibles.

Besotesssss!!♥♥♥

Calavera dijo...

Hay tantas giladas dichas sobre el tema que agregar una más es inútil. Salvo, a lo mejor ésto: hace no mucho, después de muchas encuestas simpáticas, me di cuenta de que no puedo determinar un patrón de mina que me gusta; y honestamente creo que nadie lo puede hacer. Por ejemplo, decir: me gustan las rubias altas y tetonas. Hay minas que me gustan y otras que no... y no les encuentro cosas en común, o son cosas muy generales. Sospecho que lo que nos atrae o no es una muy compleja combinación de muchos factores: físicos, intelectuales, de origen psicológico, social, tantas cosas.
En fin: no hay conclusión posible.


Pero ¡qué lindas son las tetas!

El Gaucho Santillán dijo...

Enrique Jardiel Poncela, dijo que "Asomarse al amor, es como asomarse a un acantilado. Uno està en peligro, y , ademàs, se sirve de diversiòn al que està mirando".

Del tipo que pusiste la foto, solo puedo decir que sufre de halitosis y olor a pata crònico. Pero gustos son gustos.

(le dicen "Roundap", como al herbicida. Entre el aliento y el olor a queso, "mata por arriba, y mata por abajo").

Ademàs el amor debe ser definido.

Amor a que?

Una conejita de Play Boy, (que muriò hace no mucho) se casò con un viejito de 90 años, que tenìa màs de 100 millones de dòlares. Y dijo que lo "amaba".

Una compañera de ella, dijo que era verdad, que con 100 millones, ella tambièn lo hubiera amado.

"...no sè que fallò, empero,/y secòse aquel vergel,/hoy, soy este àrido yermo,/sin amor que merecer,/quiera dios, deiarme ver,/ que es tu amor, y morir luego!"

Eso sì, a mì, me gusta escribirle al amor, por el amor en sì.

Saludos

ElFlaco dijo...

Yo sostengo que el amor no debe o deberia tener un porque, una ves superado ese porque seria como que comienza el desamor.

Mona Loca dijo...

Fabiana: Bueno, yo creo a rajatabla lo del modelo. En su caso, le podría decir que se parecen en qeu son absolutamente diferentes. No sé simesplico.
Es como las dos caras de la misma moneda...mentiende?

Lo bueno es que también existe el aprendizaje y salvo que el marote venga que muy fallado, uno de a poco sabe que luego de quemarse con leche, es mejor ni acercarse a la vaca.


Calavera: muy descortés de su parte venir a mi blog a manifestar que digo giladas.
Qué falta de educación.

Coincido en que aquello que nos atrae es un "combito" quizás indetectable. Sin embargo ( por lo menos en mi caso)parece haber una predominancia clara. Como le dije, no es que nunca en la vida me haya gustado un rubio, pero es la mosca blanca, vea. Y nunca despertaron pasiones salvajes.
No sé por qué.

A usted veo que el ítem "tetas" le resulta particularmente importante...lo cual no quiere decir que quizas algún día se pirre por una chatunga. O una que no tenga. ( ¡oiga!)


Gaucho: Al final usted es un romántico.



besos a tutti quanti

Mona Loca dijo...

Flaco: Lo crucé. Algo como lo que usted dice plantea Lady Marian.
Y es cierto en la parte "durante" uno no se pregunta, simplemente está.
Y después aparece la pregunta.

Normalmente toma la forma de: "pero ¿¡ QUé corno me enamoró de este idiota!?"

=D


beso pausté.

Calavera dijo...

No, perdonemé: para variar dije lo que no quería. Usted no ha dicho ninguna gilada, me refería a las psudoreflexiones que usted misma menciona, querer explicar el amor por física y química. Perdoneme de nuevo.

Mire, ejemplo más cercano no hay: es cierto que soy muy sensible a las tetas; y la rubita que por ahora me aguanta tiene más bien poco. Chiquitas. Pero hay que ver qué lindas. Es mandona también (y para un mandón no hay nada peor que una mandona), pero cada vez que la miro se me corta el elástico de los calzoncillos. Quévacer.

¿Me perdonó?

Mona Loca dijo...

Calavera: mmmmhhh...nosé. Lo voy a pensar.


besos!

María dijo...

Ah Mona, me agarra en mal momento!!
Lo que sí creo, que un ingrediente elemental para el enamoramiento, es la química o cuestión de piel.
No se hace 25 años, pero hoy , le aseguro que tampoco nos parecemos con mi marido. Ya ni recuerdo por qué me enamoré.

Un beso.

Claudia dijo...

Hola monita!: La verdad que el enamoramiento tanto psquico o fisico, teorias o caracteristicas, no se dan de acuerdo a reglas o que se yo. Creo que cuando te encontras con tu alma gemela, es cuando ocurre, lo mio es mas espiritual, no se, ahora lo siento asi!!
Besos!!

Claudia dijo...

Me olvidaba contarte, yo tambien tengo un diario pero de cobayos, este mes trajimos dos uno para cada monstruito nuestro, el problema es que son macho y hembra, por ahora el "chizo", la corre y no la alcanza a la " negrita" pero ya la va a llegar el momento y le va a poner la traba jajajaja. Seran mas que dos.. nose despues repartiremos cobayos con el flaco!!

Besos

Mona Loca dijo...

María: creo lo mismo. Sin piel no hay enamoramiento posible. Si no, qué separa a un amigo de un novio/amante/pareja?
Lamento su mal momento...es algo en el aire, según parece.


Claudia: Usted sabe? a mí con lo espiritual solo...mmmmmhhh...nunca me ha pasado, qué sé yo. O sea, me puede encantar una personalidad, pero si físicamente no me atrae, por más que lo quiera, no me enamoro.
Le falta como sal, no sé.


Claudia: OOOOHHHH!!! Bueno, descuide que ya se va a dejar. Se ve que a usted le tocó la etapa del cortejo!!
Bueno, le cuento qeu al contrario de los hamsters, los cobayos tienen alrededor de 4 crías como máximo, y ya salen formados, incluso comen algo de lechuguita tierna desde el nacimiento, si mal no recuerdo. Igual, son mamíferos.


Acá parece que tenemos ubicados a 4 ya, faltarían 2.


besos a todos!

EL AMAZONAS COMICS dijo...

Sumamente interesante este tema, me ha servido para autoanálisis. Al igual que tú siempre elegí varones delgados...jeje..será que en mi familia tooodos son delgados ^_____^ por mas que coma lo mas grasoso que pueda antojarseme...metabolismo y contextura hereditaria---a proposito, ese es un buen tema eh?
Un abrazo y saludote a la distancia monita!

LUX AETERNA dijo...

La verdatt Mona no lo se, si me di cuenta que pensamos igual en muchas cosas, pero que es lo que a uno lo enamora todavía no lo tengo claro.
Si tengo patrones que me rijen o mejor dicho "patroncitas" pero me da cosa hacerlo público en este blog tan pero tan visitado, y tengo un problema, no puedo estar sin comparar y eso a veces me mata.
De lo que si estoy seguro es que una de las cosas mas lindas de la vida es estar enamorado, ese raro período donde uno no deja de hacer todas las ganzadas típicas.

Besos Monita

(Y usted está muy buena)

DeLocksley dijo...

uuuy! este tema da para muuuuuucho.
yo tuve novias de todos los colores, tamaños y edades... eso habla mal de mí, no?

igual... desde q´la conocí, ya no busqué mas, sabe?

Elvis dijo...

Mona, encontrar una respuesta a este misterio, supondría rechazar el millón de sensaciones que experimentamos ante lo desconocido. Si tuvieramos la respuesta sobre porqué nos enamoramos, seguramente cambiaríamos el rumbo de lo natural, circularíamos por el camino del amor con un itinerario preestablecido y, la verdad, perdería todo su encanto.

Pero me encantó su manera de enfocar y desarrollar el tema.

Saludos cordiales.

Mona Loca dijo...

Amazonas: qué envidia! yo quiero eso ( no, no varones delgados, comer sin engordar). Gracias y bienvenid@!


Lux: Me parece bien qeu recuerde que este es un blog familiar...=P
Las comparaciones no son malas, sólo depende de la vara. Mentiende??
Usted es un zalamero.


Delocks: desde que la conoció...a su jermu, supongo, que es preciosa. Lo bien que hace!
No sé si habla mal. Tendría que ver si no se parecían en algo ( el largo de piernas, qué se yo. Algo no tan evidente)


Elvis: Sí, era simplemente un ejercicio intelectual. Por suerte la condición erótica o la química es inconsciente, y sólo vemos los resultados, nada más.
Si uno supiera en la que se mete, no se enamoraría nunca, pero por suerte el amor es un ente irracional y no hay reflexión que valga.


besos a todos!